ALL THE BEST LOCATIONS ARE LOCATED ON THE MARGINS

23 mar. 2011

LA IZQUIERDA, DIVIDIDA POR LIBIA

La misión militar enfrenta a IU y BNG con ecosocialistas y republicanos

FUENTE: PUBLICO.ES  // JUANMA ROMERO Madrid 23/03/2011

"Son los principios de Izquierda Unida”. “Quiero hacer valer la congruencia de la posición del Bloque Nacionalista Galego [BNG]”. Los diputados Gaspar Llamazares y Francisco Jorquera suenan categóricos, firmes, convencidos de lo certero de su negativa a la intervención española en Libia, materializada ayer martes en el Congreso. Y convencidos ambos de que “el tiempo” les dará “la razón”, máxime vista la “confusión” en el seno de los aliados. Los suyos fueron sólo tres votos frente a 336 sufragios a favor. Una parte de una izquierda que ha mantenido posturas divergentes respecto al conflicto. De un lado, IU y BNG. De otro, Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y el PSOE.

En el caso de IU, el rechazo a la operación es respaldado de manera mayoritaria por todas las familias. Dirigentes alejados de Cayo Lara confirmaban ayer que el asunto “no ha suscitado controversia, ni suscitará convulsión”. “La posición se ha consolidado de forma natural. Somos pacifistas en serio. Somos honestos. No es una pose”, recalcaba Marga Ferré, secretaria de Programa y una de las dirigentes cercanas al coordinador federal. En el fondo, trazaba una sutil crítica a la otra izquierda minoritaria que votó .
PARA MÍ SIN DUDA, LA FRASE DE AYER FUE LA QUE DIJO GASPAR LLAMAZARES:
"Hay 32 conflictos con características muy similares al de Libia, donde hay un gobierno despótico que extermina a parte de su pueblo"
Gaspar Llamazares, portavoz de IU, ayer martes en el pleno extraordinario en el Congreso sobre la intervención de España en Libia. En la solapa de su chaqueta, su 'No a la guerra'.

Gaspar Llamazares, portavoz de IU, ayer martes en el pleno extraordinario en el Congreso sobre la intervención de España en Libia. En la solapa de su chaqueta, su 'No a la guerra'.MARTA JARA

Noticias relacionadas
El 'no' a la operación es compartido por todas las familias de Izquierda Unida
Ferré, igual que el eurodiputado Willy Meyer, se felicitó de la firmeza de Llamazares en el Congreso. Nada impostada. "Una de las personas que mejor entiende el pacifismo es Gaspar. Mi referencia es él, desde siempre. Tiene el apoyo unánime de la organización, y sin discusión", argumenta la secretaria de Programa. “Gaspar se siente cómodo, no hay duda”, decía uno de sus colaboradores. Él lo ratificó a Público: “Fui de los primeros en condenar cómo estaban llevándose las cosas en Libia”. El diputado reiteró que podrían haberse arbitrado medidas como el embargo, el bloqueo de armas, la presión diplomática, el apoyo a los rebeldes. Todo antes de llegar a la guerra. “Antes hubo razias ordenadas por [Muamar] Gadafi y nadie hizo nada. Los dictadores hacen eso y nadie hace nada. ¿Qué pasa con Israel, Yemen o Bahrein? Y yo no he ido a ninguna jaima a verme con Gadafi, como sí hicieron [José Luis Rodríguez] Zapatero o [José María] Aznar”.

IU y el BNG defienden que no están solos. “Por supuesto que el respaldo social es mayor que lo que representamos tres diputados, aunque este sea un tema más complejo de explicar que Irak”, aduce Llamazares. “Me preocupa la desconexión total del Congreso y la sociedad”, añade Jorquera.

“Antiamericanismo infantil”

ERC e ICV subrayan que hay resolución de la ONU y que urge parar el "genocidio"
“Llegar a nuestra posición no ha sido fácil”. Fuentes de ICV reconocen que sí, que “hubo discusión” antes de fijar su postura. En los últimos días, vacilaron entre la abstención y el . Pero en ningún caso se planteó el no. “Actuamos por responsabilidad: hay una resolución de la ONU y una población masacrada. La diferencia con Irak es clarísima. ¿Pacifismo es no a cualquier intervención? No lo tengo claro. Y nuestro es crítico –explica una dirigente ecosocialista–. Compartimos con Gaspar la denuncia de la hipocresía de Occidente, del doble rasero, de los intereses geoestratégicos. Y si hay excesos, nos desmarcaremos”.

Otro portavoz de ICV sí muestra su “perplejidad” por la actitud de la formación de Lara: “IU a veces se deja llevar por la demagogia, por un
antiamericanismo infantil. Irak no es Libia. Hay que evitar la masacre. ¿Cómo lo hacemos si no?”. “Coincidimos con Brasil, India, Alemania, Rusia o China. No veo demagogia por ningún lado. Nuestra posición es muy coherente”, responde Meyer. Jorquera completa: “Que haya respaldo legal de la ONU es condición necesaria, pero no suficiente”.

IU mantiene la tesis de que ICV actúa movida por el Partido Verde Europeo, partidario de la operación.
“Seguro que ha pesado. Estamos dentro del PVE”, admiten fuentes ecosocialistas.
ERC orbita con ICV y su crítico y juzga “errónea” la postura de Lara y Llamazares. Lo dice Joan Ridao, su portavoz en el Congreso: “Con IU compartimos casi el 100% de las iniciativas del grupo parlamentario, pero aquí es innegable que hay un genocidio intolerable de la población. No es una invasión terrestre al uso, ni está presente el imperialismo americano de antaño. La izquierda debe cambiar su chip. El interés por el petróleo está ahí, pero también se juega que Occidente dirima sus intereses en el norte de África en el campo de la democracia”. Ridao, como el resto de portavoces, subraya que una discrepancia “puntual” no enturbiará el clima de “cooperación” entre todas las fuerzas. La alianza de IU e ICV tampoco se resentirá.

El Gobierno expresa su “respeto” a IU y BNG. “Ellos deberán explicar su fractura con ICV y ERC”, alegan. Desde el PSOE, su secretaria de Política Internacional, Elena Valenciano, evita polemizar: “Su posición es errónea, pero la defiendencon toda legitimidad. Libia es el contraejemplo de Irak: una causa justa, una segunda resolución de la ONU tras un primer intento de presión fallido, apoyo de la Liga Árabe, multilateralismo. No hay más razón que proteger a la población civil. Una cosa es la incertidumbre que pueda haber en la coalición, que creo que está resolviéndose, y otra evitar que Gadafi masacre a su pueblo”.

Gritos de 'No a la guerra' tras aprobarse la intervención en Libia

Los cuatro protestantes no serán encausados al quejarse una vez terminada la sesión

Había terminado la votación para autorizar la intervención de España en Libia —aceptada por amplísima mayoría— cuando el presidente del Congreso, José Bono, ha procedido a levantar la sesión. En ese momento han comenzado a oírse gritos de protesta desde la tribuna de invitados. Como en los años de la intervención en Irak, ha vuelto a escucharse el "¡No a la Guerra!" en el hemiciclo.
"¡Socorro! Soy una ciudadana libre", ha gritado también una mujer mientras la desalojaban de la tribuna.
Apenas ha sido cuatro ciudadanos, que no serán encausados al protestar una vez que se ha levantado la sesión.

MENOS MAL QUE QUEDA ALGO DE COHERENCIA... 



Tras su desalojo, las fuerzas de seguridad han llevado a los manifestantes a la Comisaría del Congreso, donde se les ha tomado los datos. Todos eran miembros de la plataforma "No a la Guerra" que lideraban el PCE, IU y otros colectivos de izquierda, invitados a la Cámara por una organización política. Tras el trámite han abandonado el Congreso.

La última vez que se produjeron incidentes en la tribuna fue con las protestas del actor Willie Toledo y otros activistas prosahaauis a los que Bono ordenó desalojar y denunciar en comisaría (actualmente están imputados por la Justicia). Esta vez las protestas no fueron durante el Pleno, sino una vez levantada la sesión.
Desde el altercado con el actor, el Congreso reparte entre los invitados unas octavillas recordando que el Parlamento es inviolable y que alterar sus sesiones está tipificado como delito en el Código Penal.

CCOO Y UGT APOYAN LA INTERVENCIÓN

UGT y CCOO apoyan las medidas contenidas en la resolución 1973 de la ONU sobre la intervención en Libia. “La posición del Gobierno de España es coherente con la citada resolución y sus fines y debe realizarse dentro de un respeto escrupuloso a las normas del derecho internacional”, dijeron ayer los sindicatos en un comunicado.

No obstante, las centrales piden a los ejecutivos europeos “más coherencia” en sus relaciones con los países árabes “porque durante mucho tiempo han mantenido excelentes relaciones con los peores dictadores”. Por su parte, el sindicato nacionalista Confederación Intersindical Galega condenó ayer la intervención, que calificó de “agresión militar de carácter imperialista”. El sindicato ELA no se pronunció al respecto.

El 'No a la guerra' sigue teniendo abanderados

Artistas e intelectuales mantienen firme su postura antibelicista a pesar de las diferencias con la guerra de Irak

ELENA HERRERA / SUSANA HIDALGO MADRID 23/03/201
La firme unidad antibelicista de la mayoría de los artistas e intelectuales españoles a la hora de defender el No a la guerra contra la intervención militar ilegal en Irak se ha llenado de matices cuando ha llegado el momento de que se pronuncien acerca de la participación de España en la operación armada en Libia.
La intervención contra el régimen de Muamar Gadafi se produce en un contexto bien diferente al que vivía el país en 2003. El partido del Gobierno ya no es el PP y, a diferencia de la de Irak, la operación en Libia llega auspiciada por una resolución del Consejo General de la ONU. Pese a ello, sigue habiendo para quienes el No a la guerra no admite matices.
La escritora Rosa Regàs no vacila a la hora de mostrar su absoluto rechazo a la intervención aliada en Libia. "Estoy totalmente en contra, es irracional. ¿Por qué no nos explican cómo han intentado que mejorara la situación sin recurrir a la guerra?". Para Regàs, la acción militar contra el régimen de Gadafi viene marcada por los intereses estratégicos y por la existencia de reservas de hidrocarburos en la zona. "[Los aliados] Sólo buscan tener más ventajas con el petróleo y asegurar que todos los países del norte de África van a apoyar las políticas de Israel".

El actor Willie Toledo insiste en la misma idea: "Es una nueva agresión imperialista para apoderarse de los recursos naturales de un país, en este caso el petróleo. Nos están vendiendo una guerra humanitaria, pero es sólo una cuestión de recursos". Para Toledo, la intervención en el norte de África tiene "cero diferencias" con las guerras de Irak o Afganistán e incluso percibe una "táctica mucho más feroz" en este caso. El artista acusa, además, a la comunidad internacional de haber convertido a Gadafi, de la noche a la mañana, en el "enemigo número uno".

En diferentes términos, el cantautor Pedro Guerra, que también condena el uso de la fuerza en la resolución de conflictos, se pronuncia sobre el autócrata libio. "Gadafi es algo terrible. Lamento que se haya tenido que llegar a esta situación para eliminar a alguien que antes era amigo de los aliados. No es una persona perjudicial ahora, lo ha sido siempre". Su compañero en los escenarios Ismael Serrano se muestra "endesacuerdo" con cualquier acción militar, aunque apunta a la necesidad de que la comunidad internacional ampare a la población civil en este tipo de situaciones. "Hay varios aspectos que hacen diferente esta intervención respecto a la de Irak, entre ellas la propia situación de guerra civil en Libia o el auspicio de la resolución de la ONU".

Willie Toledo: "Nos venden una guerra humanitaria, pero sólo es por petróleo"
A pesar de estas divergencias, Serrano subraya su "tristeza" por el "fracaso de las vías diplomáticas y políticas" en la resolución del conflicto en Libia. "No sé hasta qué punto [los aliados] han agotado esas vías", apunta Serrano con un punto de desconfianza. Para el cantante madrileño, la premura en la acción de la ONU revela cierta "hipocresía" en la comunidad internacional. "El hecho de que en Libia haya grandes reservas de petróleo desacredita esa pretendida acción humanitaria por la que dicen intervenir. ¿Por qué han actuado en Libia y no en otros países donde también hay conflictos?".

El actor Juan Margallo también se une al grupo de los que enarbolan la bandera del No a la guerra. "Me muestro en contra en el sentido de que no hay un mismo rasero para medir a todos los dictadores. Hay petróleo y eso indudablemente influye". Margallo insiste con otro argumento: "Es paradigmático que la misma gente que le ha vendido armas o ha recibido a Gadafi, ahora lo ataque".

"Las circunstancias son diferentes"

Ismael Serrano: "Por qué han actuado en Libia y no en otros países en conflicto"
El hecho de que la operación armada en Libia se haya hecho bajo el paraguas de una resolución de las Naciones Unidas es para casi todos los artistas e intelectuales entrevistados el motivo que ha mermado la visibilidad del rechazo a la intervención en Libia por parte de los que sí se mostraron profundamente en contra de la guerra de Irak.

La respuesta a la misión aliada en Libia no ha sido unánime y así los reconocen los propios artistas e intelectuales. "Hay diferentes posturas, hay algunos que hablan y otros que no", apunta Juan Margallo. "Las circunstancias son diferentes, las posiciones personales son diversas", señala Ismael Serrano, que reconoce que el amparo de la ONU ha podido influir en la falta de iniciativa social.

"En cualquier caso, los que estamos en contra de las acciones militares debemos exigir alternativas políticas y diplomáticas. Yo las exijo", agrega con firmeza el cantautor. Rosa Regàs asegura, en este sentido, no tener "ni idea" de las razones por las que esa movilización social no se ha producido en Españade momento. "Tal vez no hemos llegado a tiempo. Hay mucha gente en contra, no hemos salido a la calle, pero ya saldremos".

Los que ven una decisión "incómoda" pero "necesaria"

La evidencia de la represión ejercida por Gadafi contra la población civil ha sido determinante para muchos de los que hace ocho años se situaron en primera fila contra la guerra. Es el caso de la escritora Almudena Grandes, que el sábado, coincidiendo con un acto de apoyo a Baltasar Garzón, consideró que la intervención militar en Libia es un "mal menor". "Es más urgente evitar una masacre indiscriminada", recalcó. En el mismo acto, el actor Juan Diego justificó la operación, dado que en Libia el pueblo se ha levantado contra "un tirano" en defensa de algo "absolutamente elemental" que hay que conquistar: la libertad. El cantante Miguel Ríos aseguró ver "bien" la intervención porque el "sátrapa" de Gadafi está "masacrando" a su propio pueblo. Y el poeta Luis García Montero indicó que establecer un espacio aéreo es una decisión "incómoda" pero "necesaria" para evitar la masacre.

EXCELENTE ARTÍCULO DE OPINIÓN DE ISAAC ROSA

Libia no es Irak, vale, ¿y qué?

“La resolución del Consejo de Seguridad es una base legal firme y evidente; es la diferencia más clara con Irak.” -Trinidad Jiménez, ministra de Exteriores-
.
Está claro que la derecha mediática se la tenía guardada a Zapatero desde Irak, y estos días se regodean en su “Sí a la guerra”. Se la están cobrando a él y a todos los que rechazaron el ataque a Irak y hoy aceptan el de Libia.

Y se ve que los dardos pinchan donde duele, porque los aludidos se defienden precisamente agarrándose al recuerdo de Irak: insisten en comparar Libia con Irak para demostrar que no tiene nada que ver, y así salvar la coherencia. Y es cierto que hay diferencias. También es cierto que puede acabar habiendo más semejanzas de las previstas. Pero sobre todo, que Libia no sea Irak no hace mejor el ataque, no caigamos en esa trampa.

La primera diferencia, nos dicen, es que este bombardeo está avalado por la comunidad internacional. Veamos. De entrada, hablar de comunidad internacional es mucho decir: lo avala el Consejo de Seguridad, que no es precisamente la representación más democrática del mundo. Pero además es la guerra de Estados Unidos y Europa (salvo Alemania), pues no la apoyan China, Rusia, India, la mayor parte de América Latina; y tanto la Unión Africana como la Liga Árabe están a un tris de arrepentirse.

Pero de acuerdo, aceptemos que las normas son las normas, y que está guerra es legal. ¿Con eso nos vale? ¿Es legítima y justa por tener los papeles en regla? O dicho de otra forma, ya que nos gusta tanto evocar Irak: sabiendo lo que hoy sabemos, ¿la guerra de Irak habría sido aceptable con el aval del Consejo de Seguridad?

Segunda diferencia: aquí no habrá invasión, prometen. Bueno, está por ver. Una vez se empieza, puede pasar cualquier cosa, se imponen los hechos consumados. Y si mañana hace falta, ya prepararemos otra resolución, o reinterpretaremos la 1.973. Pero vuelvo a Irak: si hubiese habido sólo bombardeos, sin invasión, ¿no habríamos dicho “No a la guerra”?

Último argumento: aquí no hay engaño de armas de destrucción masiva, sino protección de la población. Ahí no entro, porque no me lo creo, y repito un día más: las matanzas no se paran con matanzas.
No, Libia no es Irak. Pero eso no lo hace mejor.

MIENTRAS TANTO, CONTINÚAN LOS BOMBARDEOS EN LIBIA Y GADAFI TAMBIÉN RECRUDECE SU OFENSIVA CONTRA LOS REBELDES

MUNDO DE MIERDA !!!

No hay comentarios: