ALL THE BEST LOCATIONS ARE LOCATED ON THE MARGINS

9 abr. 2013

NOS ESTÁN APUNTANDO !!



Jon Sistiaga recuerda a su amigo José Couso con el que se encontraba en Irak cuando murió

FUENTE: www.elpais.es


Imagen del cámara fallecido José Couso, en Irak, cedida para un reportaje de Tele 5.

El día que mataron a José Couso no escribí ni una sola línea. Ni un solo apunte. Todo fue tan vertiginoso y tan tremendo, que no me dio tiempo. El 8 de abril de 2003 es para mí una hoja en blanco desde que a primera hora de la mañana un tanque nos metiera un obús en la habitación y matara a José. La última frase en mi cuaderno es del día anterior: “Los Marines siguen ahí. Un grupo ha tomado un barracón y descansan apoyándose contra la pared. Están lejos, pero se les ve a simple vista. Parecen jóvenes. Uno de ellos se entretiene tirando piedras de manera melancólica al misterioso río Tigris…”.

Releo ese texto 10 años después, y me vuelvo a preguntar cómo no nos dimos cuenta de que, ese día, el enemigo del periodismo, de la verdad, de la información, no eran los censores iraquíes que nos seguían como sombras, sino los soldados norteamericanos que estaban a punto de tomar Bagdad. Los que teníamos enfrente. Nosotros los veíamos y ellos, al otro lado del río, también nos miraban. Y nos saludaban. “Están apuntando hacia aquí. Nos están mirando”, me dijo José en ese balcón con los brazos en jarras. Miré por el visor de la cámara y vi el cañón del tanque enfocando hacia la habitación. Fue el último plano que hizo Couso que, justo antes de morir, comentó sonriendo: “Esta noche estos se nos presentan en el hotel”.
Pero en algún lugar, en algún puesto de mando, a un general se le hizo insoportable que sus tropas, sus chicos, estuvieran en directo en todas las televisiones del mundo. Que varias cámaras robotizadas grabaran 24 horas al día todo lo que ocurría en Bagdad. Que esa columna de tanques hubiera tenido la mala suerte de entrar a la ciudad por la avenida en la que estaban todas esas cámaras. La guerra en directo. Por eso, el ejército de EE UU fue silenciándolas una a una. La batalla de Bagdad, por si acaso, no podía tener testigos. Las imágenes de la guerra, que se seguían en vivo en los televisores de todo el mundo gracias a la señal que proporcionaban esas cámaras, se fueron yendo a negro.

Primero tumbaron la de AbuDabhi TV, que se grabó a sí misma como era fusilada. Después la de Al Yazeera, donde se dejó la vida el periodista Tarek Ayoub, y una hora después, la de la agencia Reuters, la última que quedaba. A partir de ahí, seis horas de oscuridad. Un bloqueo informativo. Un black out. Un apagón. No hubo imágenes de cómo esa columna de blindados cruzaba el puente y tomaba el lado este de la ciudad. De cómo caía Bagdad. No hubo imágenes porque el tanque que destruyó la cámara de Reuters también mató a su operador Taras Prostyuk, y a José Couso, que estaba filmando en el piso de abajo. Y porque el resto de periodistas del hotel Palestina salió huyendo buscando un refugio seguro.

Sí, fue un gaje de nuestro oficio. El oficio de contar la guerra. Sí, fue un crimen de guerra, porque se disparó premeditadamente contra civiles. Y sí, alguien debería responder por haber dado esa orden. Porque si matas al testigo, matas la esperanza, asesinas la verdad y permites la impunidad. Y la muerte de José, mi colega, mi amigo, el walking smile que le llamaba el también asesinado Taras, lleva 10 años impune.

JON SISTIAGA

PRECIOSO HOMENAJE !!

MUERE DON JOSÉ LUIS SAMPEDRO: ESCRITOR, ECONOMISTA Y HUMANISTA


El humanista, símbolo del compromiso intelectual y ciudadano y referente del movimiento indignado, fallece a los 96 años en su casa de Madrid

FUENTE: www.elpais.es

El escritor José Luis Sampedro. / Luis Magán

Escritor, humanista y economista, la voz de José Luis Sampedro, que saltó las barreras generacionales para convertirse en estandarte del desencanto juvenil en España, se apagó el domingo a los 96 años, en su casa de la calle Cea Bermúdez en Madrid. El intelectual manifestó su deseo de morir como había vivido, sin estridencias, sin ruido, sin actos de homenaje. Así, por su expreso deseo, la noticia de su fallecimiento no se ha conocido hasta esta mañana. Quería "irse" de "manera sencilla y sin publicidad", según su viuda Olga Lucas, con la que se había casado en 2003 y gracias a la cual, decía el novelista irónicamente, había encarado "la muerte con toda serenidad; ella hace que mi moribundez sea muy satisfactoria". El escritor ha sido incinerado esta mañana, ha confirmado su entorno. Sampedro es uno de los referentes intelectuales y morales de los indignados del movimiento del 15-M, un compromiso que popularizó enormemente su figura estos últimos años. No en vano fue el presentador en España de otro nonagenario rebelde, Stéphane Hessel, autor de ¡Indignaos!

"Hay dos tipos de economistas; los que trabajan para hacer más ricos a los ricos y los que trabajamos para hacer menos pobres a los pobres". El hombre que explicaba así su profesión tuvo como alumnos en la universidad a futuros ministros de economía de la democracia como Miguel Boyer, Carlos Solchaga, Pedro Solbes o Elena Salgado pero nunca cambió la influencia de los despachos por el latido de la calle. Senador por designación real en 1977, Sampedro tenía en su apartamento de Mijas Costa (Málaga), donde pasaba parte del invierno, una placa con la inscripción "Avenida de la República".
No obstante, la popularidad de Sampedro no es de ahora, creció como la espuma cuando en 1985 publicó la novela La sonrisa etrusca. Miles de lectores descubrieron entonces a "un hombre humilde y errante". Con esas palabras de Pío Baroja quiso definirse Sampedro cuando, en junio de 1991 ingresó en la Real Academia Española para ocupar el sillón F. Su discurso llevó por título Desde la frontera y, eso, un hombre de frontera, fue él toda su vida.

Aunque nació en Barcelona el 1 de febrero de 1917, vivió en Tánger (Marruecos) hasta los 13 años. Luego pasaría por Soria y Aranjuez. Si la primera ciudad supuso un viaje "a la Edad Media", la segunda fue "un paraíso". En 1936, con el estallido de la Guerra Civil y mientras trabajaba en Santander, fue movilizado por el ejército republicano. Un año más tarde lo abandonó para sumarse al bando sublevado, al que se consideraba más afín. Las atrocidades de la guerra le alejaron finalmente de ambos bandos. "Quise ser jesuita a los 9 años y anarquista a los 19", solía decir.

Hijo de familia acomodada, hasta entonces se había limitado a estudiar y aprobar unas oposiciones para funcionarios de aduanas. De su experiencia en la guerra se nutrió su novela La sombra de los días (Alfaguara), escrita en 1945 y publicada en los años noventa. “Fui miliciano hasta agosto del treinta y siete, momento en que los nacionales tomaron Santander y me tomaron a mí. Me convertí en soldado nacional y hasta el final, que resultó aún peor que el inicio. Cuando llegaron los que yo suponía míos y empezaron a fusilar a gente, fue cuando me di cuenta de que los que habían ganado no eran los míos", se lee en Escribir es vivir, un libro compuesto en 2005 a partir de la transcripción de las charlas en torno a su obra que dos años antes había impartido en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, la misma ciudad que sirvió de escenario a aquel desengaño.

Octubre, octubre (1981), La sonrisa etrusca (1985), La vieja sirena (1990), Real Sitio (1993) -su favorita-, El amante lesbiano (2000), Escribir es vivir (2003), La senda del drago (2006) y La ciencia y la vida(2008) son algunos de los títulos de una obra que en 2001 fue reconocida con el Premio Nacional de las Letras Españolas. A ellos habría que añadir ensayos como Realidad económica y análisis estructural (1959), Conciencia del subdesarrollo (1973) o El mercado y la globalización (2002).

Esa doble dedicación a los números y a las letras estuvo presente en la vida de José Luis Sampedro desde antiguo. Y a veces de forma, como poco, extravagante. Así, durante la posguerra alternó su trabajo como asesor en el ministerio de Comercio con la escritura bajo pseudónimo de obras de teatro para espectáculos de revista.

Como autor de ficción se estrenó públicamente en 1951 con Congreso en Estocolmo. Tenía 34 años y era la tercera novela que escribía. Aquel libro surgió del viaje que en 1949 había hecho a un encuentro de economistas en la ciudad del título. Años después, Sampedro aún recordaba el contraste sideral entre España y Suecia en aquel tiempo. Para hacerlo citaba con ironía la carta que le envió un lector escandinavo para indicarle lo que consideraba un error de bulto: en la novela aparecía una muchacha de 18 años que seguía siendo virgen. Con virgen sueca o sin ella, aquella obra fue el aterrizaje en el terreno de la imaginación de un hombre que nunca se resignó a dejar el mundo como lo había encontrado, de un humanista al que solo la sordera de los últimos años consiguió aislar, aunque poco, de ese injusto pero fascinante mundo del que no quería marcharse. Olga Lucas, su viuda, ha explicado a la agencia Europa Press que el escritor había asumido con naturalidad la muerte, "dentro de que no le apetecía morirse". "Decía que tenía miedo a fallar, a no saber hacerlo con dignidad, pero no tenía miedo a morirse", ha añadido.

Hasta el final fue un ser peculiar. "Nos dijo que quería beberse un Campari, así que le hicimos un granizado de Campari", ha contado Lucas. "Me miró y me dijo: 'Ahora empiezo a sentirme mejor. Muchas gracias a todos'. Se durmió y al cabo de un rato su murió". A José Luis Sampedro, recuerda Lucas, "le daba pavor el circo mediático en torno a la muerte de los famosos". Por eso dejó escrito que solo debían anunciar su muerte "cuando ya estuviera incinerado". Y así ha sido.

OBRAS ECONÓMICAS

Principios prácticos de localización industrial (1957)
Realidad económica y análisis estructural (1959)
Las fuerzas económicas de nuestro tiempo (1967)
Conciencia del subdesarrollo (1973)
Inflación: una versión completa (1976)
El mercado y la globalización (2002)
Los mongoles en Bagdad (2003)
Sobre política, mercado y convivencia (2006)
Economía humanista. Algo más que cifras (2009)
El mercado y nosotros

NOVELA
La estatua de Adolfo Espejo (1939) -no publicada hasta 1994-
La sombra de los días (1947) -no publicada hasta 1994-
Congreso en Estocolmo (1952)
El río que nos lleva (1961)
El caballo desnudo (1970)
Octubre, octubre (1981)
La sonrisa etrusca (1985)
La vieja sirena (1990)
Real Sitio (1993)
El amante lesbiano (2000)
La senda del drago (2006)
Cuarteto para un solista (2011) -escrita en colaboración con Olga Lucas-

CUENTO
Mar al fondo (1992)
Mientras la tierra gira (1993)

OTRAS OBRAS
Escribir es vivir (2005) -libro autobiográfico escrito en colaboración con Olga Lucas-
La escritura necesaria (2006) -ensayo-diálogo sobre su obra novelística y su vida. Edición y diálogo: Gloria palacios. Ed.Siruela.
La ciencia y la vida (2008) -diálogo junto al cardiólogo Valentín Fuster ordenado por Olga Lucas-
Reacciona (2011)

8 abr. 2013

ESCRACHE A SORAYA SAÉNZ DE SANTAMARÍA Y REPRESIÓN POLICIAL


08-04-2013 - Texto Ana Miranda - Fotos Ana Miranda / Rodrigo García

FUENTE: www.periodismodigno.org

escrache Soraya - Rodrigo García (13)

Activistas de plataformas contra desahucios, afectados por los mismos y ciudadanos se acercaron a informar Sáenz de Santamaría sobre el “drama” que afecta a miles de familias. El objetivo del es defender la aprobación de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que la PAH llevó al Congreso y que pide la dación en pago, la moratoria de todos los desalojos y el alquiler social. Varios afectados por los desahucios tomaron la palabra de forma pacífica, frente al fuerte cordón policial en las puertas de la vivienda.



Una vez finalizada la lectura y testimonio de las Familias afectadas, guardaron también un minuto de silencio ‘por las personas que ya no están por culpa de los desahucios’ . Los ciudadanos comenzaron a disolver el acto de información sus consignas son ‘dación en pago, alquiler social’, ‘nos están quitando un derecho constitucional’ o ‘sí se puede’. Al término de la protesta, los activistas dejaron un sobre con billetes de 500 euros falsos en el que se puede leer ‘Señora Soraya Sáenz de Santamaría’, momento en el que las Fuerzas de Seguridad comenzaron a identificar a los asistentes y varios de ellos podrían ser multados.

Finalizado el Escrache informativo, la Policía en paralelo con los ciudadanos llegó hasta la Plaza Manuel Becerra, en el distrito de Salamanca y continuó con la identificaciones. Momento en el que la Prensa procedía a realizar su trabajo de Informar, las fuerzas de seguridad negaron el derecho sin dar explicaciones. Fueron identificados varios compañeros de Prensa y otros sufrieron daños en sus equipos de trabajo.

Es el caso de un cámara de Telecinco y Alicia Armesto, que cubre con Bambuser todas las acciones que se realizan por parte del pueblo para Toma la Tele, televisión alternativa.

Al consultar a la policía el motivo de las identificaciones a la prensa, en concreto respondieron sobre Alicia Armesto, alegando que va hablando como si fuera una manifestante, pero luego se escuda en un carnet de prensa. Bambuser es un medio de comunicación que interactúa en los eventos que se cubren , al estar retransmitiendo en directo, son las personas que realizan bambuser, las que hacen llegar a los que están detrás lo que está ocurriendo, por eso es necesario e imprescindible que hablen, al contrario de la gente que sólo graba y ya es en un plató o en un períodico donde se explican los echos. Eso no les quita el derecho que si se les agrede, sufren daños en sus equipos de trabajo, no puedan solicitar responsabilidades.

Declaraciones de Alicia Armesto para Periodismo Digno:
Si me considero informadora, por supuesto, por lo que creo que estoy completamente legitimada para llevar un carnet de prensa , emitimos lo que grabamos, trabajo para medios alternativos si, pero no por eso son menos medios, y creo también que aunque lo lleve y precisamente por eso, tengo todo el derecho pedir responsabilidades, si nos agreden e incluso si veo agresiones injustificadas, la obligación creo de la prensa es diferenciar siempre entre opinión e información y eso es algo que cumplimos al pie de la letra
Todos los que hacemos información alternativa somos respetuosos con la prensa “convencional” y me gustaría que eso fuese en ambas direcciónes, como ocurre en la mayoría de los casos, pero a los que no nos ven como compañeros, no se si por miedo a la competencia o por una idea gregaria absurda les diría que abran un poco la mente y sean mas respetuosos con los demás.
Para terminar les dedico un saludo especial y toda mi admiración a todos esos periodistas alternativos y no, que creen en la justicia, que se implican a veces para luchar contra la violencia o lo injusto y que intentan captar ya sea en video, fotografía o bambuser una realidad que desgraciadamente y en la mayoría de los casos no llega al gran público
El video de Jaime Alekos es una fiel grabación de lo ocurrido:

10 AÑOS SIN JOSÉ COUSO

Jon Sistiaga @jonsistiaga

El día que mataron a José Couso no cogí ni una sola nota. 


No escribí una sola frase. El 8 de abril de hace 10 años tengo una hoja en blanco.


MUERE MARGARET THATCHER


La Dama de Hierro, histórica líder del Partido Conservador británico y primera ministra entre 1979 y 1990, fallece a los 87 años

Archivado en:

Foto: David Montgomery (Getty) / Vídeo: Reuters - Live
Margaret Thatcher, la primera mujer que alcanzó el cargo de primer ministro de Reino Unido y que transformaría la vida política británica desde aquella primavera de 1979 hasta nuestros días, ha fallecido en su domicilio a los 87 años. Según han anunciado sus dos hijos gemelos, Mark y Carol, a través de su portavoz de siempre, lord Bell, lady Thatcher falleció “de forma pacífica” víctima de una embolia cerebral. Aunque no habrá funerales de Estado, sus exequias serán como las de la reina madre y Diana de Gales, ha anunciado Downing Street.
Thatcher, que gobernó Gran Bretaña entre 1979 y 1990, transformó profundamente la vida política y económica del país y de alguna manera vino a rememorar las viejas glorias imperiales ya perdidas. Pero fue también una figura profundamente polémica que dividió al país en dos mitades opuestas. Acabó con el poder de los viejos sindicatos y no tuvo reparos en atacar los privilegios de la vieja casta dominante a favor del capitalismo popular y de las clases medias.

Pero, quizás paradójicamente, su revolución económica no significó le creación de un país mucho más eficiente. Detrás del espejismo del poderío financiero, cuyos cimientos de barro han quedado al descubierto desde la crisis financiera, Reino Unido sigue siendo un país que vive fundamentalmente del tirón del sector público, con profundas diferencias entre el norte y el sur. Su dogmatismo le llevó a negar la necesidad de la presencia del Estado en muchos ámbitos de la vida cotidiana que a la postre acabaría llevando a un profundo deterioro de los servicios públicos esenciales, como la sanidad, la educación y el transporte.
Esa herencia, en gran parte con connotaciones puramente ideológicas, acabaría condicionando gran parte de la gestión económica de los laboristas cuando volvieron al poder en 1997 y a su vez ayudó a que la herencia recibida por los conservadores en 2010 estuviera aún contaminada por las consecuencias en las cuentas públicas de los abusos en los años de Thatcher.

Aunque lady Thatcher llevaba ya tiempo retirada de la vida pública y sus problemas de una incipiente demencia quedaron de relieve en una famosa película en 2011, su muerte ha pillado por sorpresa a la clase política.

El primer ministro David Cameron se encontraba de viaje en Madrid, ha cancelado la segunda etapa de su viaje europeo que le iba a llevar a París. “Hoy hemos perdido a un gran primer ministro, a un gran líder, a una gran británica” que "salvó" Reino Unido, declaró Cameron en Madrid.

La reina de Inglaterra, Isabel II, también ha manifestado su "tristeza" por el fallecimiento.

Nacida el 13 de octubre de 1925 en Grantham (norte de Inglaterra), la política tory procedía de una familia de modestos recursos pues su padre había sido propietario de dos tiendas de comestibles.

Con tesón y estilo agresivo a la hora de negociar, Thatcher se atrevió con todo, desde la casi destrucción de los sindicatos, sus críticas a la desaparecida URSS, el enfrentamiento con el IRA, la defensa de los intereses británicos frente a Europa y un conflicto armado en 1982, cuando envió tropas al Atlántico sur para defender las islas Malvinas de la ocupación argentina.

La fuerte voluntad y la determinación de Thatcher le valieron el nombre de la Dama de Hierro, apodada así en su día por los medios soviéticos por su férrea oposición al comunismo.

Con gran capacidad para el estudio, Thatcher ingresó en un colegio secundario público de carácter selectivo y consiguió entrar en la Universidad de Oxford, donde estudió Química.

Pronto se daría cuenta de que su pasión era la política, por lo que estudió Derecho y se graduó como abogada en 1954.

El paso más importante lo daría en 1959 cuando fue elegida diputada por la circunscripción de Finchley (norte de Londres), lo que le permitió ocupar la subsecretaría de Estado de Pensiones en el Gobierno de Harold Mcmillan (1957-63). Después desempeñaría diversos cargos en su partido cuando estaba en la oposición hasta 1970.

Con la victoria del tory Edward Heath en 1970, Thatcher se encargó de la cartera de Educación, pero cuando los conservadores perdieron las elecciones generales en 1974, desafió ese liderazgo y, para sorpresa de muchos, salió victoriosa.

Desde entonces, su carrera hacia el número 10 de Downing Street, residencia de los primeros ministros, fue meteórica al ganar los comicios de 1979 en un momento en que el Partido Laborista estaba debilitado y el país parecía paralizado por las huelgas y la crisis económica.

Su llegada al poder supuso una completa transformación de Reino Unido al apoyar la privatización de industrias estatales y el transporte público (trenes y autobuses); la reforma de los sindicatos, a los que prácticamente despojó de poder, la reducción de los impuestos y del gasto público y la flexibilidad laboral.

Las medidas pronto consiguieron rebajar una inflación que parecía no tener freno, pero tuvieron un coste muy alto para la población británica por el aumento del número de parados.

La euforia inicial por su llegada al poder se transformó pronto en frustración, a tal punto que los sondeos presagiaban su derrota en las elecciones generales de 1983.

Sin embargo, la inesperada ocupación de las islas Malvinas por parte de los militares argentinos el 2 de abril de 1982 cambió el rumbo de la historia.

La victoria de los británicos en junio de ese año selló el destino, y la fama, de la Dama de Hierro, que se alzó con la victoria en las generales de 1983.

Con ese triunfo vendrían los años duros de Thatcher, que no dudó en continuar con el congreso anual de su partido en Brighton (sur de Inglaterra) cuando el IRA perpetró en 1984 un atentado contra el hotel donde se celebraba, o cuando se enfrentó a los mineros, a los que derrotó en 1985, después de un año de enfrentamientos por el cierre de pozos de carbón.

También marcaron los años de Thatcher su fuerte alianza con el entonces presidente de EEUU Ronald Reagan y su oposición al comunismo, si bien se dejó seducir por el carisma del reformador soviético Mijaíl Gorbachov.

Pero el declive de Thatcher llegó a finales de los ochenta con su impopular poll-tax, un impuesto municipal cuyo impago se castigaba con la negación del derecho al voto, además de su continua intransigencia sobre la integración europea.
Su caída por el controvertido impuesto no vino de la mano del votante, sino de su propio partido, que el 22 de noviembre de 1990 la castigó con una revuelta interna por su implacable determinación, la misma que la llevó al poder.



EL NEOLIBERALISMO ESTÁ DE LUTO, MARGARET VA A ENCONTRARSE EN EL MÁS ALLÁ CON HITLER, PINOCHET, REAGAN... Y DEMÁS PRÓCERES DE LA PATRIA