ALL THE BEST LOCATIONS ARE LOCATED ON THE MARGINS

30 abr. 2010

ANFIELD, THIS IS FORLÁN

El Atlético de Madrid jugará una final europea tras 24 años de ausencia, será en Hamburgo el próximo 12 de mayo ante el Fulham británico. Locales y visitantes ofrecieron un partido con numerosas alternativas. Aquilani igualó la eliminatoria al borde del descanso y forzó la prórroga. A los cinco minutos de comenzar el tiempo extra, Benayoun dio ventaja a los 'reds'. Cuando todo parecía perdido para el conjunto español apareció Forlán para fusilar a Reina tras una excelente asistencia de Reyes.

FUENTE: www.as.com // ABEL ROMERA | 29/04/2010

* El Fulham jugará la final de la Liga Europa tras eliminar al Hamburgo
* La final de Copa, el 19 de mayo en el Camp Nou.



Liverpool: Reina; Johnson, Carragher, Mascherano (Degen, m.109), Agger; Benayoun (Pacheco, m.113), Aquilani (El Zhar, m.88), Lucas, Babel; Gerrard y Kuyt.

Atlético de Madrid: De Gea; Valera, Domínguez, Perea; Antonio López; Reyes, Assunçao (Jurado, m.98), Raúl García, Simao; Forlán (Camacho, m.116) y ''Kun'' Agüero (Salvio, m.120).

Goles: 1-0, m.44: Aquilani. 2-0, m.95: Benayoun. 2-1, m.102: Forlán.

Árbitro: Terje Hauge (Noruega). Amonestó a Carragher, Gerrard y Aquilani, del Liverpool, y a Assunçao, Valera, Forlán y Domínguez del Atlético.

Incidencias: Partido de vuelta de las semifinales de la Liga Europa disputado ante unas 45.400 personas en el estadio de Anfield.


Casi cinco lustros después, el Atlético de Madrid se cuela en una final europea. El conjunto colchonero disputará la final de la Europa League al eliminar al Liverpool en semifinales tras vencer por un gol a cero en la ida disputada en el Vicente Calderón y perder por la mínima (2-1) en la vuelta disputada este jueves en Anfield. El Fulham será su rival en la final que se disputará el próximo 12 de mayo en Hamburgo. Los locales y los visitantes ofrecieron un partido disputado, con numerosas alternativas en el dominio y en el que la tensión se podía cortar con un cuchillo. Aquilani marcó el primer gol del choque justo antes del descanso y forzó la prórroga. En el tiempo extra, Benayoun adelantó en la eliminatoria al conjunto británico, hasta que apareció Forlán para batir a bocajarro a Reina tras una meritoria asistencia de Reyes.

http://www.marca.com/tv/?v=z5vBOUARi6D

Noventa minutos separaban al Atlético de Madrid de alcanzar una final europea 24 años después. Todo estaba a favor, el resultado (1-0) cosechado en la ida, volvía Agüero tras su partido de sanción y Quique pudo contar con todos sus jugadores para la cita, a excepción de los no inscritos Tiago e Ibrahima. La cosa iba más allá, el rival era un Liverpool que ofreció una pobre imagen en el Vicente Calderón, mermado por bajas notables como la de Fernando Torres y en crisis en la Premier. Sólo el escenario oscurecía el horizonte paradisiaco que se presentaba ante el conjunto español. Los rojiblancos se la jugaban en el único estadio capaz de marcar goles y llevar a su equipo en volandas hacia la victoria, el temible Anfield ayudado con el aliento de 'The Kop'. Con 2.600 seguidores rojiblancos en la grada, el objetivo de los de Quique era lograr el gol que obligase a los 'reds' a marcar tres. Ujfalusi, Raúl García y Reyes llegaron al choque apercibidos y una tarjeta amarilla les dejaría sin jugar la final.



Frenético, ese es el adjetivo que define a la perfección el comienzo de partido protagonizado por el cuadro local, que dispuso de tres saques de esquina en los primeros dos minutos de encuentro y de su primera oportunidad clara de gol. De Gea acertó a despejar el disparo de Benayoun. El ritmo vertiginoso del Liverpool impidió al Atlético salir de su campo con el balón controlado y le obligó a defenderse como gato panza arriba durante el primer tramo del choque. Tras aguantar el chaparrón inicial del conjunto británico, el equipo español comenzó a desperezarse cerca del cuarto de hora de partido y las fuerzas se acabaron igualando. El monólogo inglés se acabó y los del Manzanares empezaron a tratar de tú a tú a su rival gozando de su primera ocasión clara de peligro que detuvo Reina tras el disparo de Raúl García.

Resultó sorprendente ver como antes de la media hora de juego el encuentro se convirtió en un partido de ida y vuelta. Ingleses y españoles no dudaron en lanzarse a por el primer gol del partido a tumba abierta, los primeros por necesidad impepinable para igualar la eliminatoria y los segundos para poner mucho más cuesta arriba la empresa a su rival. En tan sólo dos minutos, Kuyt mandó alto su disparo a bocajarro ante De Gea tras una asistencia de lujo de Mascherano y Agüero erró un mano a mano con Reina en el que dudó entre disparar o asistir a Forlán. En medio del festín futbolístico que ofrecieron ambos equipos en la primera mitad, llegó el susto para el Atlético. Un centro de Gerrard desde la banda derecha fue cabeceado por Agger a la red rojiblanca, pero el noruego Terje Hauge señaló a instancias de uno de sus asistentes el claro fuera de juego del futbolista danés.

Golpe psicológico de Aquilani

Cuando parecía que el Atlético de Madrid tenía ya superado el primer asalto en Anfield y tenían la mente puesta en el camino a los vestuarios, llegó la jugada del primer gol del Liverpool en el partido y en la eliminatoria. Una asistencia desde la banda derecha de Benayoun a falta de un minuto para que se llegara al descanso fue rematada por Aquilani para igualar la eliminatoria y hacer estallar Anfield. Al final del primer acto y con la eliminatoria empatada, todo cambiaba. Liverpool y Atlético se jugaban el pase a la final de la Europa League en cuarenta y cinco minutos. El Liverpool contaba con la ventaja del factor campo, mientras que el Atlético tan sólo necesitaba un gol para obligar a los locales a hacer otros dos tantos. Durante el intermedio la tensión se podía cortar con un cuchillo en Anfield, la expectación para el segundo acto era enorme. Igualdad y las espadas en todo lo alto.



Tras el descanso, el Liverpool comenzó como hizo en la primera mitad. Los de Benítez saltaron al césped enchufados y presionando al máximo a un rival que no acababa de despertar tras la reanudación. A falta de media hora para la conclusión llegó la primera ocasión clara del segundo tiempo, fue para el Liverpool y Antonio López estuvo providencial para despejar cuando Benayoun se disponía a rematar y ya se cantaba el segundo gol local en Anfield. Los 'reds' aliñaron su dominio de la segunda mitad con algunos disparos lejanos que no pusieron en apuros a De Gea. El Atlético tan sólo necesitaba un gol para firmar de forma casi definitiva su pase a la final, pero el buen posicionamiento de los locales sobre el campo y la falta de la chispa habitual de Agüero y Forlán complicó el objetivo de los de Quique.

http://www.marca.com/tv/?v=20uFL86qUmD

El equipo español logró hacerse con el dominio y meterse en el partido en el último cuarto de hora, eso sí, las ocasiones de gol colchoneras brillaron por su ausencia y se limitaron a disparos lejanos que no pusieron en ningún apuro a Reina. Conforme se aproximó el final de los noventa minutos, el Atlético se mostró más entero físicamente que su rival, pero las imprecisiones en los pases redujeron sus posibilidades de llegar con peligro hasta la nulidad más absoluta. Ocasiones como la de Johnson a diez minutos del final no aseguró la llegada de la prórroga hasta que Hauge lo indicó con su silbato.

El u-ru-gua-yo hace historia

Con tan sólo cinco minutos del tiempo extra consumido, Lucas Leiva sirvió un balón a Benayoun que el futbolista israelí no desperdició y cruzó al palo izquierdo de De Gea para lograr el segundo tanto local después de que Antonio López rompiera el fuera de juego bien tirado por la zaga rojiblanca. Con el segundo tanto de los 'reds' la cosa no cambiaba en exceso, el objetivo del conjunto español seguía siendo lograr un gol que valía el pase a la final. Cuando los nervios se apoderaron de los 22 futbolistas presentes en el campo y cuando todo parecía decidido, aparecieron los jugones. Reyes asistió y Forlán la clavó en la red de Reina con autoridad marcando el primer gol español, que daba la vuelta a la eliminatoria. Al descanso de la prórroga, el Atlético era finalista de la Europa League.



El segundo acto del tiempo extra se consumió en un intercambio de golpes entre ambos conjuntos que no hizo variar el marcador y que clasificó al Atlético de Madrid para la final de la Europa League. Los colchoneros vuelven a una final europea casi cinco lustros después dejando en la cuneta a un histórico del fútbol europeo. Su rival en la final del próximo 12 de mayo en Hamburgo será el Fulham, que eliminó al Hamburgo tras vencer 2-1 en el encuentro de vuelta y empatar a cero en el de ida.

27 abr. 2010

DAN THE MAN en 2010

LA FRAGUA DE VULCANO


Eyjafjallajökull - Fimmförduháls Eruption on Iceland from Marc Szeglat on Vimeo.
DEMOCRATAS DE TODA LA VIDA

FUENTE: www.escolar.net

Dice un obituario publicado por Financial Times que Samaranch fue “el último de su generación de políticos fascistas europeos que permaneció activo en la vida pública”. Qué ingenuos son a veces en Londres. Se olvidan allí, por ejemplo, de Rodolfo Martín Villa: compañero de foto con la mano en alto de Samaranch en el 74, cuando era gobernador civil y jefe provincial del Movimiento en Barcelona. Ahora preside Sogecable. Se olvidan también, entre otros, de José Manuel Romay Beccaría: secretario general de Sanidad en 1963 y subsecretario de Presidencia en 1974. Desde hace unas semanas, es el nuevo tesorero del PP. Y se olvida también el Financial Times de Manuel Fraga Iribarne: ministro franquista de Información y Turismo (fue quien “informó”, como portavoz de la dictadura, de la ejecución de Julián Grimau) y ministro de Gobernación con Arias Navarro, cuando la calle era “suya”, en esos sangrientos años en los que algunos obreros volaban, pues morían de disparos al aire de la Policía. Hoy se sienta en el Senado, es el presidente fundador del PP.

Pero más preocupante que estos viejos dinosaurios son sus jóvenes cachorros. Se olvida el Financial Times de que en España tenemos en el Tribunal Supremo a un juez que compatibiliza el cargo con discursos revisionistas y colaboraciones con la Hermandad del Valle de los Caídos. Se llama Adolfo Prego, fue uno de los que aceptó la demanda contra Garzón. Llegó al Supremo a propuesta del PP, como aquel otro magistrado cuya ausencia aún se nota en el Tribunal Constitucional: el ya fallecido García Calvo; un juez que, antes de poder decidir sobre la constitucionalidad del Estatut de Catalunya, fue gobernador civil de Almería y jefe provincial del Movimiento con Arias Navarro.

Aunque quienes más olvidan son los líderes del PP. Dicen que las manifestaciones del sábado fueron “antidemocráticas”. Se olvidan del 24 de febrero de 2007, cuando varios de sus dirigentes se manifestaron contra una decisión del Supremo sobre De Juana Chaos. Ésa es su memoria histórica, una amnesia colectiva.

26 abr. 2010