ALL THE BEST LOCATIONS ARE LOCATED ON THE MARGINS

11 nov. 2011

Sección patrocinada por Otis B. Driftwood, descubridor del filón que sigue
 
El número dos de UPyD y coordinador del programa político de este partido, Carlos Martínez Gorriarán, es maestro en dos ámbitos de actuación: el campo del insulto, por una parte, y elaborar posicionamientos políticos que son contradictorios en sí mismos, como el laicismo católico o el federalismo centralista, por otra. En esta ocasión, la cosa tiene, si cabe, más mérito. Gorriarán participó en un chat online en el diario Público el pasado lunes. En la pregunta 22 responde lo siguiente:


Hay que apoyar a nuestros aliados. Al integrismo, ni agua. ¡Convicciones!
Pero unos minutos después, en la pregunta 43, que cierra el chat, dice esto:

La guerra de Afganistán no tiene sentido ni objetivo, y tenemos que salir lo antes posible de allí. ¡Convicciones!
Por mi parte, estoy seguro de que Martínez Gorriarán no apreciará contradicción alguna entre ambas afirmaciones. Estos son mis principios… ¡y tengo muchos!

El debate de Bambi

Tras el engendro del lunes, TVE nos programó un debate a cinco el miércoles por la noche, con participación de PP, PSOE, CiU, PNV y, finalmente, IU. Hasta el último momento se mantuvo la incertidumbre sobre quién iría en representación del grupo parlamentario de ERC/ICV/IU, un problema provocado por el absurdo criterio de selección para este debate: un representante por parte de cada grupo parlamentario, con independencia de que uno de estos grupos estuviera compuesto por tres partidos políticos.

Como era previsible, como era evidente, estos tres partidos no se pusieron de acuerdo, y al final tuvo que ser la JEC la que decidiera a quién otorgarle la representación. Como se daba la circunstancia de que algunos partidos no representados (UPyD, CC y el BNG) también intervinieron en el debate con breves vídeos grabados, ERC y sus tres diputados fueron los únicos que no tuvieron ningún tipo de presencia en el debate. Todos contentos: IU consigue entrar (era un escandalazo que no estuviese en un debate a cinco), ERC obtiene un jugoso añadido al argumentario sobre la persecución española y la JEC demuestra, una vez más, su utilidad.

En cuanto al debate en sí, no fue nada del otro mundo. Esto es: dados los estándares españoles, y comparado con el engendro que tuvimos que padecer el lunes, asistimos a un debate de altura, de guante blanco (no hubo apenas rastro de inshidiash). Un tanto encorsetado, como siempre, por los tiempos (a pesar de que podían administrárselos para hacer más intervenciones más breves, como casi llegó a suplicar la presentadora), pero con tiempo suficiente para desplegar argumentos, además de argumentario de cartón piedra. ¡Si incluso se habló de keynesianismo!

Destacó Ramón Jáuregui, que contra todo pronóstico -y evidencia- reivindicó
la acción de Gobierno de Zapatero y anunció el último argumento desesperado que está desplegando el PSOE a la vista del espectáculo italiano: gracias a Zapatero, España no es Grecia (como ya no da tiempo, creen, a que España acabe siendo intervenida en el Gobierno Zapatero, es momento de preparar el futuro argumento “por culpa de Rajoy, España es Grecia”, por si acaso). Una estrategia muy arriesgada, pero que, a estas alturas, casi da igual. Por otra parte, Jáuregui demostró una vez más sus dotes oratorias y sonó bastante convincente por momentos.

Enfrente tenía al eterno delfín arribista, Alberto Ruiz Gallardón, con su actitud de “miradme, si podría ser del PSOE. ¡Soy como vosotros!”. Gallardón comenzó bien y luego fue desinflándose. Tiró de la misma estrategia que Rajoy (hablar de empleo), aunque sin leerlo en plan Primaria. Pero Gallardón tenía un problema muy evidente: ¿cómo presentarse en calidad de buen gestor con el gigantesco agujero que tiene acumulado en Madrid? Este tipo de contradicciones ya comienzan a aflorar en algunas autonomías gestionadas con el PP y sus enormes pufos ladrillístico-monumentales, particularmente la Comunidad Valenciana, que se apunta a un bombardeo (que si Calatrava, que si el aeropuerto de Castellón, que si Urdangarín, …).
En cuanto a los demás contendientes, Llamazares estuvo bien para su parroquia, aunque personalmente nunca me ha parecido un buen orador, con esa estrategia que tiene de acumular cincuenta abusos del neoliberalismo en una misma intervención. Erkoreka (PNV) no se sabe muy bien qué hacía allí, y Macías (CiU) se dedicó a lo mismo de siempre, con el mismo tono “mirad qué responsabilidad que tengo” de siempre. ¡Ah, estos señores de CiU, siempre intercambiables, que nos envían a Madrid…!


El modelo CiU-101 de Skynet

Fuera del plató, destacó, como era inevitable, la primera intervención de Rosa Díez, que tardó exactamente 5 segundos en insultar a todos los componentes de la mesa, cuyas intervenciones tachó, en plan profético, de un mero intento por preservar sus chiringuitos. Así, en general. También hablaron un señor del BNG un tanto melancólico y la vivaracha portavoz de Coalición Canaria.
En resumen: un debate, dados los antecedentes, bastante entretenido, y con un tonificante sabor anticuado a los años 80, cuando se montaban debates en TVE donde la gente se comportaba con un mínimo de naturalidad. En este peñazo de campaña con todo decidido, uno se agarra a cualquier cosa.

El Messi del insulto en Twitter
Habitualmente, un apelativo así iría dirigido al ya mencionado Carlos Martínez Gorriarán. Pero hay alguien que le ha ganado por la mano: este tío. Fernando Autrán, coordinador municipal de Circulación en el ayuntamiento de Madrid, cuyo virtuosismo en la materia queda acreditado por maravillas como:
- [En referencia a la ministra de Defensa, Carme Chacón]. Pija de colegio de pago y casi no sabe ni hablar. La salva el despliegue mediático de su pareja. (…) y tu que quieres para España. Das vergüenza ajena y eso que vas de cuota.
- Mas colmo y desvergüenza!! Colando a ETA cuando llevan días lamiendose el cipote como si fuera su mérito!! [En referencia a la alusión a la banda terrorista realizada por Alfredo Pérez Rubalcaba en el debate de ayer con Mariano Rajoy]
- urkullu ez de euzcadi porque ez jilipollaz
- Ya se que la tele engorda, pero vaya culo tenia la Srta. Trini!!!
Gallardón, muy preocupado por cualquier cosa que pueda afectar a su futuro ministerio (en LPD queremos que le den Fomento; ese agujero no lo tapan ni el BCE y el FMI juntos), lo ha destituido de su cargo. Autrán, por su parte, ha borrado su cuenta en Twitter. ¡Y todo por cuatro inshidiash mal contadas!

Artículos relacionados
  1. Día G: Aunque la Guerra se vista de seda, Guerra se queda
  2. La batalla municipal. Barcelona: El GAL contra el Mal
  3. Entrevista a Vicente Martínez-Pujalte
  4. Entrevista a Guillem Martínez
  5. 23 – F, el golpe que nunca existió – Amadeo Martínez Inglés
THIS IS WALKING CONTRADICTION !! NEGU GORRIARÁN !!!

No hay comentarios: