ALL THE BEST LOCATIONS ARE LOCATED ON THE MARGINS

8 nov. 2011

DE DEBATES Y GILIPOLLAS

FUENTE: www.publico.es / Javier Vizcaíno

Para cuando lean estas líneas, ya estará digerido el debate y hasta se habrá ungido al ganador. De vísperas, la claque mariana cantaba victoria por adelantado. “El día y la noche”, titulaba ABC en una portada ilustrada por un dibujo de Mingote que pretendía representar a los contendientes bailando.

“El debate televisivo de hoy confronta dos maneras distintas de intentar salir de la crisis: la austeridad de Rajoy frente a más de lo mismo”, rezaba una leyenda junto a la presunta caricatura.

Queriendo darle un tono épico, La Razón cacareaba en primera “El debate de los cinco millones de parados”. Tan solemne enunciado se iba a hacer gárgaras en esta apostilla de peluquería de barrio: “A los dos les elegirán el traje sus respectivas mujeres”. Con otro tipo de frivolidad, el entregado editorialista definía así la pugna: “La confrontación entre el político que encarna un proyecto para la recuperación y la esperanza, que ya contribuyó al éxito de los gobiernos de Aznar en circunstancias también graves, y el protagonista del Ejecutivo de los cinco millones de parados”. Si prefieren otra versión de lo mismo, he aquí la de Libertad Digital: “Frente al PSOE, el mensaje de Rajoy resulta mucho más estimulante e incluso optimista. El PP tiene un proyecto para hacer frente a la sangría del paro, un programa para renovar las estructuras productivas, un plan de acción contra el despilfarro…”. Etcétera.

Los dinosaurios de Dávila

En La Gaceta —cada cual con sus fijaciones—, torrente de bilis por la irrupción en campaña de Felipe González y Alfonso Guerra. “Vuelven los sucios dinosaurios”, bramaba un editorial que derrotaba así: “Los únicos que han implantado algo similar a una Inquisición laica en los colegios, su moralina de género, y con su sañuda persecución a cualquiera que tuviese una idea propia, algo distinto que decir”. Como precuela, Carlos Dávila echaba las muelas en su recuadrito de la primera página, antes de sentenciar: “Estos son a los que, por decencia humana, nunca se les debería votar”.

El postre nos lo sirve desde El Mundo Fernando Sánchez-Dragó, instalado definitivamente en la fase infantil del “caca-culo-pedo-pis”. Sientan pena: “Al pan, pan… Y al cabrón, cabrón. ¿A qué extremos de gilipollez se está llegando en Tontalia? He dicho gilipollez: gi-li-po-llez. ¿Anda por ahí algún gilipollas que se llame a escándalo?” Más le gustaría a él.

MADRE MÍA LA QUE SE NOS VIENE ENCIMA...

No hay comentarios: