ALL THE BEST LOCATIONS ARE LOCATED ON THE MARGINS

16 dic. 2012

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y EL ARTE DE "MALINFORMAR"

Adam Lanza, autor de la matanza de Newtown

Tras la reciente masacre llevada a cabo en Newtown (Connecticut – EE.UU.), se han vertido ríos de tinta sobre este terrible suceso y sobre el perfil psicológico del presunto autor material de los hechos, Adam Lanza. Y quizá este aspecto sobre las elucubraciones -basadas en rumores- al respecto de la personalidad de Adam Lanza y sus motivaciones para llevar a cabo esa matanza han disparado los niveles de indignación de cientos de miles de familias. Cuando David Halbfinger, periodista de The New York Times incluyó en su crónica una serie de opiniones -de vecinos de la localidad de Newtown- sobre la posibilidad de que Adam Lanza tuviese Síndrome de Asperger no debía ser consciente del daño inmenso que iba a crear.

Y es que esa afirmación basada en opiniones personales no contrastadas hizo que los medios de comunicación -especializados en el “copia y pega”- difundiesen ese detalle como un aspecto a resaltar de la “presunta” personalidad y por tanto como una posible condición de causa-efecto. De hecho, los perfiles psicológicos que se han realizado y difundido hasta la extenuación se han basado en los comentarios de personas que afirmaban conocer al autor de los hechos. Como es lógico y normal, son puras especulaciones basadas en la política de hechos acontecidos y sin mayor valor que el de un comentario de bar.

Que un medio de comunicación se dedique a generar asociaciones infundadas, carentes de lógica y que, salvo buscar cierto sensacionalismo, no tienen mayor fundamento es muy peligroso, incluso incumpliendo las normas de estilo de diversos medios que se han dedicado a difundir tal afirmación. Incurrir en la políticas del copia y pega y del “me lo creo porque fulanito lo dice” va en contra del rigor periodístico y de la ética profesional. 

¿Qué pasará a partir de hoy cuando un muchacho sea diagnosticado de Síndrome de Asperger? ¿Le pondrán escolta policial en prevención de que cometa una masacre? ¿Acaso ningún redactor se dio cuenta de que esta asociación perjudica tremendamente a las personas que tienen Asperger o un Trastorno del Espectro del Autismo? Curiosamente nadie ha dado importancia -por ejemplo- al tipo de medicamentos que el joven Lanza consumía, pero sí al “presunto” trastorno que según la rumorología se le atribuían.

Con un mensaje erróneo y basado en suposiciones acaban de convertir en presuntos asesinos en masa a centenares de miles de personas. ¿Qué hubiese pasado si Adam Lanza hubiese sido musulmán? ¿Estaríamos ante un nuevo ataque de terroristas islámicos? Porque nadie ha hablado al respecto de su religión, o de su condición sexual, por poner un par de ejemplos sobre detalles irrelevantes al respecto de su actuación. Los medios de comunicación masivos deben tener en cuenta que informaciones que han sido alteradas, manipuladas o carentes de base cierta, pueden generar una corriente de opinión totalmente irreal y además perjudicar a miles y miles de personas, quienes sin comerlo ni beberlo se ven involucradas en actos delictivos por mor de su condición, religión, raza,…

Este acto de irresponsabilidad informativa ha derrumbado de un plumazo un trabajo ingente de concienciación y han impulsado nuevamente falsos mitos sobre los Trastornos del Espectro del Autismo. Tras las innumerables quejas a los medios de información muchos de ellos (principalmente en emisoras de radio y televisión españolas) han decidido dejar de seguir elucubrando o dando pábulo a rumores, pero tristemente podemos decir que el daño ya está hecho. En el día de ayer los teléfonos de muchas redacciones ardían ante las llamadas de indignación que recibieron los máximos responsables por la acción tan irresponsable, que incluso incurriendo en un atentado contra sus propias normas de estilo, habían llevado a cabo.

Hemos escogido solo unas pocas perlas publicadas en prensa digital de forma que se pueda ver el ejercicio de ignorancia e irresponsabilidad informativa llevado a cabo por medios de primera línea:
  • En ABCSu hermano asegura que era «un tanto autista». Sus compañeros le recuerdan como inteligente, introvertido y nervioso. Se ha mencionado la posibilidad de que sufriera el síndrome de Asperger” Todo un ejemplo de “rigor” informativo y de conocimiento sobre los TEA.
  • En El UniversalA pesar de que Nancy “era muy reservada y no solía hablar de sus hijos”, en el bar donde se reunía con sus amigos, “My place pizza”, dijo en una ocasión que estaba “cada vez más preocupada” por la situación de Adam, según relató otra amiga de la madre, Victoria Muñoz. “Ahora entiendo que (Adam) tenía síndrome de Asperger (una variante del autismo), me puedo imaginar lo difícil que debió de ser para ella controlarle”, añadió Muñoz, de origen colombiano” No contentos con basarse en rumores, además nos traen la opinión de algunos de los lectores, lamentable.
  • En 20 MinutosUn familiar anónimo de Lanza indicó que el joven padecía una clase de autismo, según ha informado CNN. Además, ABCNews añade que el hermano de Adam, Ryan, dijo a la Policía que Adam tenía síndrome de Asperger y algún otro trastorno de la personalidad” En negrita el Síndrome de Asperger, para poder dar énfasis, nuevamente lamentable.
  • En El PaísLos compañeros de instituto de Adam Lanza dicen que padecía un trastorno autista” Es obvio que los compañeros citados llevaban encima los diagnósticos clínicos, o bien, es una vulgar especulación, el rigor brilla por su ausencia.
  • En El MundoCompañeros de instituto citados por The New York Times creen que sufría un trastorno de la personalidad o síndrome de Asperger (un trastorno del espectro autista). Agentes policiales consultados el viernes aseguraron que investigaban este extremo” Afortunadamente los compañeros de instituto no dijeron que además leía “El Mundo”.
Si Adam Lanza tenía o no Síndrome de Asperger debe ser irrelevante, al igual que si era delgado o tenía los ojos rubios, ya que en ningún caso serían el motivo causante de esta tragedia. Quizá el problema sea el ánimo excesivo de sensacionalismo, hacer buena la máxima periodística de que “La mejor noticia es una mala noticia” pero a ser posible al mínimo costo y a la mayor brevedad, posiblemente dentro de un par de días nadie se acuerde ya de esta noticia (Como sucedió con la masacre de Utoya  en Noruega), pero sí quedará grabado en el subconsciente colectivo la asociación de Autismo o Asperger con loco peligroso, o psicópata o cualquier otra barbaridad. En un ejercicio de responsabilidad y ética profesional los medios que han cometido este atropello social, deberían tener la valentía de rectificar, pero no en la página 28 bajo los anuncios de crecepelo, sino dando la misma importancia a la rectificación que al daño perpetrado

Este acto de irresponsabilidad informativa ha derrumbado de un plumazo un trabajo ingente de concienciación y han impulsado nuevamente falsos mitos sobre los Trastornos del Espectro del Autismo. Tras las innumerables quejas a los medios de información muchos de ellos (principalmente en emisoras de radio y televisión españolas) han decidido dejar de seguir elucubrando o dando pábulo a rumores, pero tristemente podemos decir que el daño ya está hecho. En el día de ayer los teléfonos de muchas redacciones ardían ante las llamadas de indignación que recibieron los máximos responsables por la acción tan irresponsable, que incluso incurriendo en un atentado contra sus propias normas de estilo, habían llevado a cabo.

No hay comentarios: