ALL THE BEST LOCATIONS ARE LOCATED ON THE MARGINS

20 feb. 2020

THE PUBLIC: UNA PELÍCULA SOBRE EL ROL SOCIAL DE LAS BIBLIOTECAS

El filme cuenta la historia de cómo una Biblioteca Pública de Cincinnati se convierte en un refugio improvisado para decenas de mendigos, que intentan escapar de una ola de frío polar.

Emilio Estévez, actor y director de "The Public" 

El actor y director Emilio Estévez ha tratado en su última película un tema tan poco frecuente y delicado como es el de las personas sin hogar y los problemas mentales. "The public" cuenta la historia de cómo una Biblioteca Pública de Cincinnati se convierte en un refugio improvisado para decenas de mendigos, que intentan escapar de una ola de frío polar.

Se trata de la historia del bibliotecario Stuart Goodson, quien, ante una tormenta de nieve ártica en Cincinnati, está en el medio de un enfrentamiento entre un grupo grande de desamparados que se niegan a salir de la Biblioteca Pública y las autoridades que se empeñan en sacarlos a la fuerza.

"La idea me vino hace 12 años, cuando vi en un noticiero la historia de un bibliotecario que decía que la realidad lo había convertido en una especie de trabajador social, porque estaba en contacto constante con las poblaciones más vulnerables - recuerda Estévez Mi idea fue contar esa realidad y enseñar cómo reaccionarían ante una crisis los políticos y la policía".

La película toca temas como la adicción ("algo que conozco bastante bien por mi familia", cuenta el director), el sentido del humor que brilla en las situaciones más extremas y la pérdida ("algo que siempre está presente en mis obras").
Conseguir financiamiento no le fue fácil y filmarla tampoco fue lo más sencillo. Apenas tuvo 22 días con los actores e incluso así por momentos pensaron que quizá la "película no vería la luz", pero reconoce que éste es el mejor momento para que sea vista por la audiencia, dada la situación política del país.

“En el proceso de investigación me encontré con historias dolorosas, algunas contadas de una forma tan graciosa que, incluso reconociendo su gran drama, no me podía dejar de reír por la forma en que me las contaron”, explica Estevez en Miami“Sin embargo, lo que más me sorprendió fue en lo que se han convertido las bibliotecas hoy en día y la labor que ejercen los bibliotecarios”.


"Hoy en día las bibliotecas son espacios vivos, donde los ciudadanos, incluyendo los desamparados tienen acceso a múltiples servicios, como Internet por dos horas al día, estudios de vídeo, pueden pedir prestados discos y películas, hay clases de computación, de técnicas empresariales y hasta clubes para adolescentes", afirma Estevez. "The Public" fue exhibida en el Festival de Toronto en octubre de 2018 y desde entonces Estévez la ha llevado por algunas de las principales bibliotecas de Estados UnidosEstévez lleva bien los 56 años, aunque la idea de su próximo cumpleaños le hace poner la misma cara que sus películas iniciales, pues quiere comerse el futuro y su sueño es convertir "The Public" en una serie de televisión y que cada temporada se anclara en una biblioteca de una ciudad diferente.
También le gustaría que generase para el sistema de bibliotecas de Estados Unidos el mismo interés que "The Way" creó sobre el Camino de Santiago, lo que le llena de orgullo el poder haber aportado algo a la tierra de su abuelo, Francisco Estévez, natural de Pontevedra (España)."The Public" se estrenó el viernes 5 de abril en Estados Unidos y además de Estevez, que la escribió, produjo, dirigió y protagoniza, el elenco también incluye a Alec Baldwin, Jena Malone, Christian Slater, Gabrielle Union, Taylor Schilling, Jacob Vargas, Michael Kenneth Williams y Jeffrey Wright.



PELICULÓN !!

PORCO ROSSO

porco-rosso-portada
Porco Rosso: estamos ante una auténtica joya de la animación que salió allá por 1992, de mano de ese genio de la animación japonesa, Hayao Miyazaki, que tantas maravillas nos trae cada vez que realiza algo.
Este film nos cuenta las andanzas de un piloto maldito, transformado años atrás en un cerdo con forma humana, que ahora es un caza-recompensas que protege los barcos de los temidos piratas del Adriático. Por lo tanto, nos encontramos entre Italia y Croacia, en la época del alzamiento del Fascismo italiano (o al menos de una parodia de él), 1929. Una época convulsa, llena de poder, gente ladrando órdenes y gente luchando por seguir libres. Parafraseando la introducción que te hacen en la película: “…en la época en la que el hidroavión era el señor de los mares”.
Un mensaje de libertad
Apasionante y entrañable película de animación tradicional para todos los públicos. Y punto, porque lo bueno no necesita nada más, ni CGIs ni niños coreanos muertos. No deja indiferente, es una peli como las de antes, trepidante, sin argumentos trillados, llenos de ilusión y radiantes. El Studio Ghibli consigue transmitir libertad. De hecho, como película, y a pesar del tiempo que tiene, no deja de hacerme estremecer; ni Disney consigue un producto semejante. El guion, unido a una extraordinaria banda sonora, rebosa pasión, ingenuidad propia de tiempos llenos de romanticismo, fuerza, magia, esperanza.
Porco-Rosso-Anime-Generacion-Friki-Texto-1
Porco Rosso debe su mote al hidroavión que pilota.
Un gran homenaje a la aviación
Fruto del amor que siente Miyazaki por la tecnología que ya no se usa y en general como gran homenaje que es a la aviación y los principios que tuvo, y allá donde se perdió la ética, te muestran el código de combate aéreo antes de que los pilotos americanos de la Primera Guerra Mundial empezaran a bombardear hospitales de la Cruz Roja. Esa época en la que se entablaban duelos en el aire, cuando los Ases eran héroes del aire mientras que los soldados rasos combatían en las trincheras, donde el código era puro salvajismo. Es al fin y al cabo volver a hablar de esas esperanzas perdidas, y que pese a ser un cerdo se puede ser mejor ser humano.
Porco-Rosso-Anime-Generacion-Friki-Texto-2
Uno de los pocas películas de Ghibli con un protagonista ‘masculino’.
Una de los placeres de una gran película es ir descubriendo los detalles por nosotros mismos y Porco Rosso es sin duda una de ellas ya que la misma está plagada de curiosidades. No obstante, hay algunos que de tan interesantes (o rebuscados) es complicado no nombrarlos. En este caso me estoy refiriendo a un rumor que salió hace bastante tiempo: Miyazaki pensó en hacer una secuela de Porco Rosso, luchando otra vez contra el fascismo, esta vez en la Guerra Civil Española. Desde luego yo siento curiosidad por ver como abarca el tema, aunque sabiendo cómo son los estrenos en España (aquí se estrenó dos años más tarde, en 1994) igual tendríamos que esperar mucho más. Peor fue el caso de Italia cuyo estreno fue en 2010 debido a los fascismos.
¿Por qué elegir un cerdo como protagonista?
Este fascismo es uno de los temas claves en Porco Rosso, siendo así que pese a que hablamos de “maldición”, el hecho de estar hechizado “en modo cerdo” permite a Porco librarse del belicismo y la guerra fascista. Hay que ser conscientes de que Porco no es un piloto militar, sino un contrabandista y aún en su condición sigue siendo mejor “persona” que aquellos en general le rodean. Así pues, “cerdo” no se usa en Porco Rosso como un insulto tal y como lo concebimos en nuestra cultura, sino como la manera que tiene Miyazaki de mostrarnos que las personas que dicen ser justas y que obligan a los demás, a través del poder militar, a pensar como ellos quieren, no son mejores pese a sus posibles buenos fines. El héroe de nuestra historia es un cerdo porque ninguno somos perfectos; el protagonista, que lucha por las cosas hermosas de la vida que valen la pena, no es perfecto y aún así, si busca el Bien, seguirá siendo mejor persona que los demás.
ALL TOGETHER AGAINST FASCISM !!

5 feb. 2020

FALLECIÓ JOSÉ LUIS CUERDA: ¡QUÉ MARCHARSE, QUÉ APAGARSE!


FUENTE: www.elpais.es

Hay un tipo de absurdo con el que es imposible no alinearse, porque te parece que lo explica todo mejor y más rápido que la lógica



Antonio Resines y Luis Ciges, en un fotograma de 'Amanece, que no es poco'.
Antonio Resines y Luis Ciges, en un fotograma de 'Amanece, que no es poco'.

José Luis Cuerda disfrutaba refutando a quienes sostenían que Amanece, que no es poco, carece de trama. “Son unos forasteros que llegan a un pueblo, en ese pueblo pasan cosas y después se van. En eso están basados los wésterns”, decía. Con trama o no, él hizo algo más que una película: hizo una película y la encerró en nuestra cabeza, sin llave. Y ahí sigue, con todos esos diálogos golpeándonos en el interior, igual que tornillos sueltos, y que replicamos en nuestras conversaciones como si fuesen la única forma de tener razón de vez en cuando. Hay un tipo de absurdo con el que es imposible no alinearse, porque te parece que lo explica todo mejor y más rápido que la lógica. Es el triunfo del chasquido sobre la argumentación.
No hay tantas películas capaces de formar para siempre parte de la vida de sus espectadores. Un día llegan y ya no se van. Ondean. Te ocupan. Se vuelven tu himno nacional. ¿Qué es la patria al lado de un filme cuyos personajes te hacen reír siempre, después de diez, veinte, cien pases? Hay frases que, periódicamente, resuenan sin venir a cuento, y de pronto te ves soltando lo de Faulkner, o lo de que a ti también te gustaría ser un intelectual, porque no tienes nada que perder. Eso es más de lo que puede ambicionar cualquier creador. A veces una sola película equivale a la inmortalidad.
Así que, aparte de sentirnos muy tristes porque Cuerda ha fallecido y porque su muerte parece que abre un enorme socavón en el salón de tu casa, gracias a Amanece, que no es poco estaremos siempre relativamente alegres, haciéndonos fuertes en el sinsentido. Hay una escena de la película en la que incluso la muerte, con lo que supone, pierde todo atisbo de tristeza, hasta volverse divertidísima, casi una fiesta. Cuerda, si pudiese, quizá la citase en su funeral, para alegrarnos. 

Es ese momento loquísimo en el que el médico del pueblo comenta al hijo de su paciente: 

“¡Se está muriendo divinamente, te lo juro! Tenía ganas de que vinieses para poder decírtelo. Puedes estar orgulloso, de verdad. De los años que llevo de médico nunca había visto a nadie morir tan bien como se está muriendo tu padre. ¡Qué marcharse!, ¡qué apagarse!, ¡qué parsimonia! Estoy disfrutando que no puedes ni imaginarte”. 

Y así, aunque Cuerda no esté, nosotros seguiremos riéndonos y recordándolo siempre como el cineasta que nos clavó una película en la cabeza.
SE NOS VA OTRO GRANDE...  EL OTRO DÍA SE NOS FUE EL GRAN TERRY JONES DE MONTY PYTHON, AHORA CUERDA... QUE LA TIERRA OS SEA LEVE COMPAÑEROS !!
DEP JOSÉ LUIS CUERDA
ME PARECE A MÍ QUE TENÉIS UN CUAJO...

PUBLICADA LA TESIS SOBRE LA LABOR DOCENTE DE MI ABUELO RAFAEL PÉREZ CONTEL



Una tesis sitúa al profesor Pérez Contel como precursor de las especialidades artísticas en bachillerato


Una tesis doctoral de la Universitat de València sobre la historia de la educación artística relata la labor docente del profesor de dibujo Rafael Pérez Contel (Villar del Arzobispo 1909 - Valencia, 1990) al que destaca como precursor de las especialidades artísticas en bachillerato.

 
FUENTE: LA VANGUARDIA
Una tesis doctoral de la Universitat de València sobre la historia de la educación artística relata la labor docente del profesor de dibujo Rafael Pérez Contel (Villar del Arzobispo 1909 - Valencia, 1990) al que destaca como precursor de las especialidades artísticas en bachillerato.
El autor del trabajo, que ha obtenido la calificación Cum Laude, es Alejandro Macharowski, Licenciado en Bellas Artes, Máster en Didácticas Específicas en la Facultad de Magisterio y Doctor en Didácticas Específicas por la Universitat de València, que en la actualidad es el Responsable de Relaciones Institucionales de la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT) de València.

ALEJANDRO MACHAROWSKI
En la tesis doctoral, de 400 folios con 260 imágenes, muchas de ellas inéditas hasta ahora, estudia la labor pedagógica del escultor valenciano que se formó en la escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y que fue uno de los tres valencianos en ganar las oposiciones docentes realizadas por primera vez en España en 1933 con el fin de combatir el alto analfabetismo existente en el país.
La actividad docente de Pérez Contel se interrumpió en julio de 1936 debido a la sublevación militar. Ante la situación de los acontecimientos se pronuncia en contra del golpe de estado liderado por el General Franco, denunciando la barbarie fascista realizando carteles, publicaciones, octavillas y actos en contra del ataque a las instituciones democráticas con el fin de imponer un régimen totalitario, según explica el autor.
Como diseñador gráfico realizó carteles junto a Josep Renau, maquetó revistas, edito libros, publicó octavillas y, como dibujante, realizó mapas para el servicio topográfico militar encargados por el Gobierno Republicano. Una actividad en defensa de la democracia que le trajo graves consecuencias sufriendo pena de cárcel acabada la guerra, según recoge el trabajo.
En la obra se explican los antecedentes pedagógicos que desarrolló el gobierno de la Segunda República expresados en La Institución Libre de Enseñanza, creada en 1876 por Manuel Cossío y Francisco Giner de los Ríos, pedagogía que Pérez Contel aplicó en sus clases de dibujo. Su alumnado fue el protagonista de diversos libros, catálogos y exposiciones donde se publican sus trabajos escolares. IMPULSO DEL GRABADO El grabado es una de las técnicas que éste profesor de dibujo introdujo en secundaria, una actividad "inédita e innovadora" donde se destaca la importancia de la enseñanza del arte y las técnicas gráficas, según el autor.
Algunas de estas propuestas gráficas las continuó desarrollando como profesor de dibujos a partir de los años 50 en el Instituto Josep de Ribera de la ciudad de Xàtiva, editando libros escolares, catálogos y revistas con grabados originales de su alumnado. Interesado en el intercambio cultural realizó muestras en centros educativos de países como Alemania, Uruguay, Chile y Japón, entre otros.
En la tesis se recogen testimonios de ex alumnos, su familia y personas allegadas, como Doro Balaguer, pintor y político, fundador del partido Unitat del Poble Valencià, el del cantautor Raimon, ex alumno de Pérez Contel en Xàtiva o el del periodista e investigador Francisco Agramunt.

RAFAEL PÉREZ CONTEL, MI ABUELO
Raimon tiene un recuerdo de Pérez Contel "muy vivo" porque fue de los mejores profesores que tuvo en el bachillerato. "Para mí ha sido siempre un magnífico profesor que nos enseñó a dibujar a mirar y entender el dibujo y la pintura. Fue además un hombre de talante progresista y creo que muy querido por todos los que fuimos alumnos suyos", destaca en la obra.
MUCHAS GRACIAS A ALEJANDRO MACHAROWSKI, POR HACERLO POSIBLE...
TESIS DISPONIBLE EN PDF EN ESTE ENLACE

PEDRO WICHARD, UN REFERENTE CULTURAL EN BADAJOZ

Siempre es un placer charlar con una de las celebridades de la música extremeña en los últimos 25 años. Pedro Wichard es un agitador cultural, un señor de la música del que todos los jóvenes artistas musicales extremeños tienen mucho que aprender.
Artista multidisciplinar, cantante, y compositor de rock alternativo, cómico y carnavalero de pro, dj, profesor, y activista de causas injustas. En definitiva, es un referente cultural en la ciudad de Badajoz.

PEDRO WICHARD, UN REFERENTE CULTURAL EN BADAJOZ



pedro wichard

Vamos a intentar repasar la trayectoria de este «monstruo» rockero al que le tenemos mucha estima. Allá por finales de los 90 te escuchamos por primera vez en aquellos barriles-conciertos que se hacían en «El Duende», con tu formación The Wichards, que es el apodo con el que te conocemos todos. ¿Qué recuerdos tienes de aquella época? ¿Y qué legado musical tiene aquel proyecto?
Pedro Wichard: Joder, gracias por la entradilla, no merezco tanto honor. Gracias, gracias. Era joven, necesitaba el dinero…
¡Vamos al lío! ¡Qué recuerdos! Barriles/concierto a 400 pelas, una época irrepetible donde aparecieron multitud de bandas como Wichards, Generación Pelele, No Fishing!, Negligenzia, Violent Popes, Pyschotherapy, Estazionados, Agua Pal Sembrao, Plagio, y muchas otras bandas cojonudas que tocaban (y algunas aún tocan) en toda Extremadura.
Había bolos en bares que no estaban medianamente acondicionados, pero por aquel tiempo los dueños prestaban sus locales para conciertos.
Tuvimos la suerte de contar con emisoras de radio locales, como onda verde, que sirvió de gran ayuda para dar a conocer bandas de Badajoz tanto ya consolidadas como emergentes.
El legado musical de los Wichards en mi vida, me marcó para siempre. Conocer a Raúl Pinilla, mi hermano que no está entre nosotros pero sí su espíritu, fue fundamental para que yo empezara a cantar, y gracias también al apoyo de Javier Fernández (el largo), Javi Caldito, mi hermano Wichard, y Darksound, y por supuesto, Víctor Royano (Kia), además de otros compis que pasaron por los Wichards y a los que guardo respeto, cariño y admiración, como a Fernando López (Fercu), a Jesús del Castillo (Prinzerocks de Darksound), que también ayudó a que pudiéramos dar el último bolo en un Panceta 2003, a Roberto, a Emilio, etc…
En resumen, fue mi bautismo en el mundillo, y fueron unos años maravillosos.
A partir de aquella banda diste el salto a tu profesionalización siendo el líder de la mítica banda Darksound. ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de lo vivido con el grupo? En estos tiempos estamos viendo un resurgir de bandas separadas que se vuelven a juntar, como La Polla Records o La Banda Trapera del Río. ¿Volverán a juntarse algún día los Darksound para tocar
Pedro Wichard: El salto con Darksound fue de calidad. Realmente aún no sé cómo acabaron por aceptarme en su banda.
Cuando yo los vi la primera vez, allá por el 2000 en el bar Mónaco, flipé con su estilo hard rock stoner con algo de metaleo.
Sonaban entre Tool y los primeros Silverchair y Soundgarden, un estilo que a mí también me flipaba debido a mis influencias de Pearl Jam y Faith No More.
Yo siempre he sido muy punk rocker, pero el rock me flipa por igual. Con Darksound fueron 12 años impresionantes, con cosas muy buenas (la mayoría), y también sus sinsabores en una época en la que hubo un boom en España de lo alternativo, y ya con la era internet en pleno auge novelero.


pedro wichard
Darksound
Grandes experiencias, muchos bolos, mucha gente buena que nos ayudó, como mi amigo y hermano Daniel Belmonte (nuestro road manager y conductor), Nano Ruiz, que nos editó los dos discos con lengua armada; Alberto Seara (Flor) y Carlos Escobedo (Sôber) de estudios Cube en Madrid, donde grabamos los discos.
Grandes profesionales como Vito (Cáceres), Fernando (Kobra), Vega (Pandega Sons), Luisje, alguna buena gente de Promúsica, y un largo etcétera.
Y nuestra gente que siempre estuvo ahí y nos apoyó a tope como mi gran Dani Pérez, nuestro gran amigo y mejor técnico Yosu, la magnífica Belén Mendo, Álex, Joaquín Silva (Sevi), Xisko, Justo Santos, Laso, por supuesto Fernando (Sala Mercantil), y toda la peña que nos echó un cable en más de una ocasión.
Siempre intentamos hacer gala de nuestra tierra, aunque cantáramos en inglés. Grabamos dos discos de los que nos sentimos muy orgullosos, y en directo teníamos mucho feeling entre los cinco: David López (Mahoney), Javi Caldito y Jesús Del Castillo (Prinzerocks), de los que ya he hablado antes, y el gran Ricardo Larios.
¡Búa! Una etapa irrepetible en nuestras vidas y muy gratificante en lo artístico y en lo personal, aunque sí he de decir que pienso que no se nos reconoció del todo, pero bueno.
Nos encantaría poder volver a juntarnos y hacer algunos bolos en plan revival, y porque ante todo somos amigos, somos “familia”. De hecho, siempre hablamos de aquellos diez o doce temas que nos quedaron en el tintero para un tercer disco ¡jajá!
Aquellos proyectos formaron parte de la conocida generación de «La Remayte». ¿Qué se cocía allí y qué representa para ti?

Pedro Wichard: «Remayte» fue una auténtica comunión entre todas las bandas.
La peña se echaba una mano para montar bolos, nos dejábamos trastos unos a otros, cables, micros. Había unión, todos íbamos a los bolos de todos, y qué decir de Teresa, esa mujer que ha hecho más por la música alternativa en Badajoz que cualquier institución local, provincial o regional.
Un monumento merece esta mujer, muy grande. Además, en «Remayte» convergieron bandas de las de toda la vida que ya estaban liándola como Inlavables, Difícil Elección, Desahuciados, Eutanasia, Dianoia, Situación Límite, etc, y las más nuevas que no teníamos ni idea de enchufar un ampli ni un juego de voces.
Ensayos sin límites de tiempo, y locales que muchas veces pagábamos tarde y mal, y Teresa se armaba de paciencia y cariño “p’a no darnos la patá”. Más de una vez llegaba al local con bocadillos de tortilla francesa “p’a que cenáramos”. Decía tanto: “tocar y beber, algo sólido tenéis que comer” como una madre para todos.
En «Remayte» surgieron muchas colaboraciones entre miembros de distintas bandas que dieron lugar a nuevos e interesantes proyectos de todo tipo.
Un lugar con sus defectos y carencias técnicas, pero un hogar entrañable para los músicos pacenses que allí estuvimos, y para los que a día de hoy allí continúan.
Ahora tienes otra banda llamada «Radio Station». ¿Qué diferencia este proyecto de los anteriores?
Pedro Wichard: Bueno, la cosa con Radio Station es diferente.
Ya más asentados en la madurez con nuestras vidas hechas, y con la experiencia de haber vivido muchas historias, te tomas las cosas de manera más relajada en el sentido de no volverte loco por querer triunfar y actuar en grandes festis, como podía pasar en los tiempos con Darksound.


Radio Station es una banda que apuesta por un punk rock con toques hardcore melódico, un estilo divertido y fresquito para bailar y reír en los directos. Tengo que dar las gracias a todos ellos por confiar en mí.
Gracias a Raúl Macarro, a Javi Valle, a Nino Barroso y a Juanjo Sevilla por acordarse de un tal Wichard, que tras la parada de Darksound había estado un poco alejado del rol como músico, y me dediqué más a pinchar canciones en bares y eso, otra historia.


Así que cuando me llamaron y les escuché, me dije… ahora es cuando, jeje… eso sí, les pedí que me dejaran componer y tocar la guitarra, que era una de mis asignaturas pendientes (y lo sigue siendo aún, jajá).
La verdad es que congeniamos bastante bien, y estamos ahora preparando una grabación para los meses de marzo y abril en los Silence estudios de Badajoz, con el gran David Capellán. ¡Vamos, coño!
En tu faceta como dj, ahora estás como residente en la Sala Atenea de Badajoz haciendo sesiones Epicúreas, pero también has pasado por festivales como Horteralia o Udumbara, y alternas con otras salas como Rock Enklave o El Koala. ¿Qué diferencias hay entre la guitarra y el micro con las mezclas? ¿Cómo preparas las sesiones? ¿Cómo es tu comunión con el público?


pedro wichard
Pedro Wichard: La diferencia es abismal. No tiene nada que ver, aunque en ambas te debes a un público.
Yo tengo la suerte de ser un cretino, y al poner música (como me gusta de “tó”) no tengo mucho problema en variar dentro de mis gustos.
Cada sitio tiene su público, y yo, dentro de mis estilos, trato de amoldarme a eso, pero me sale espontáneamente, no me doy cuenta de cómo lo hago. Eso sí, preparo las sesiones desde el punto de vista de tener músicas actuales.
Escucho muchos discos muy diferentes, son horas de vuelo las que hacen que conozcas y descubras muchos artistas en todo el mundo. Internet tiene algunas cosas buenas.
Lo de mi comunión con el público, la verdad, no sé qué decirte, solo que el “cretineo” es divertido y eso al menos llama la atención.
Otra de tus facetas que nos encanta es tu dueto con Francis Lucas «Sin pelos en la lengua». Es un espectáculo diferente a tus proyectos grupales, en el que te sientes como pez en el agua. ¿Cómo surgió la idea? ¿El humor crítico que practicáis tiene límites? ¿Cómo es la acogida por parte del público?
Pedro Wichard: ¡Búa! Realmente es mi primer proyecto de show de humor y comedia como tal. Francis Lucas, que es el mayor genio de la escena extremeña y parte del extranjero, me llamó para hacer juntos este ficticio magazine de radio, donde mezclamos la actualidad, la música, la “hijaputez”, el absurdo, y la imaginación a partes iguales, siempre con la interacción con el público asistente.
Se crea un gran ambiente, y lo pasamos en grande, sólo hay que ver los vídeos promocionales de nuestros sin pelos en la lengua. Francis y yo tenemos muy buena amistad, y una muy buena química, con él todo es muy fácil.

En los carnavales también tienes tu propia murga con David Koipesol. En apenas 4 días no paráis de tocar y repartir carcajadas por toda la ciudad. ¿Cómo es el proceso creativo de vuestra murga? ¿Es complicado elegir los temas de los cuales vais a dedicar vuestras canciones? ¿Cómo ha evolucionado el carnaval de Badajoz? ¿Qué mejorarías del concurso de murgas del Lope de Ayala? ¿Qué es más agradecido, las actuaciones en la calle y pubs o el propio concurso?
Pedro Wichard: El grupo de carnaval es otra movida, jajaja. Pues desde hace cinco años, este 2020 serán seis, nos reunimos después de las navidades para vernos, saludarnos, y decidir si montamos alguna mamarrachada para carnaval.
Es un proceso muy divertido. Estamos varios gilipollas, y así todo resulta más sencillo.
Estamos Francis Lucas, Javato, Carbonel, Koipesol, Pablo Rodríguez, Juan Carlos Bodes, Aarón Vázquez, y yo.
Realmente decidimos de qué tipo (disfraz) vamos a ir, y luego comenzamos la creación musical, y Francis Lucas hace de director teatral, dándole a todo un corpus como si de espectáculo se tratase, es brutal.


pedro wichard
Aquí todos aportamos temas que tratar, músicas, letrillas, gracias, chorradas, y demás fusca que vamos puliendo en los 4 días que dura el rollo.
La verdad que el carnaval en la calle es lo que mola, el contacto con el público a menos de un metro de distancia, ver sus caras, sus reacciones… ¡impagable!
El carnaval, por otra parte, creo que las autoridades y demás mandamases han dejado que se muera de éxito.


Creo que se ha perdido el sentido de la fiesta en cuanto a libertad y crítica, ahora todo es un como un pack encorsetado con un circuito, y unas normas de las que no te puedes salir, y eso, en mi opinión no es carnaval, es otra cosa que no me gusta.
Puede que la excesiva profesionalización de los grupos que participan en esta fiesta ha sido perjudicial, porque ha creado competitividad no sana, mucha “dineritis”, egos y mamoneos que a mí personalmente me hastiaron hasta el punto de no querer concursar en el teatro, aunque me guste ver a ciertas murgas todos los años.
Sin duda, la calle da el mejor de los premios, el reconocimiento con sus risas y sus aplausos, no hay color.
Pero además de todos estos proyectos comentados, eres parte activa de Micro Abierto Badajoz, tienes otro dueto llamado «Los Lamentables», y numerosas colaboraciones con otros grupos como la última con la banda de Daniel Cárceles. ¿De dónde sacas el tiempo? ¿Eres insaciable? ¿Te gusta tocar todos los palos? ¿Alguna vez dices que no?
Pedro Wichard: ¡Huy! Desgraciadamente no tengo tiempo para todo, aunque siempre me gusta echar una mano a los amigos, a Dani Cárceles, a Whisky Fuego, a Cira, a Jorge Navarro.
Para mí es un honor que cuenten conmigo, soy un gran vendedor de humo, jajá, pero no puedo decir a todo que sí, es imposible.
Con Yosu tenemos un dúo que son los lamentables, que hacemos sets acústicos con versiones de todo tipo a nuestro estilo, para mí algo totalmente distinto a lo que hago habitualmente, y además comparto momentazos con mi amigo Yosu.
También tengo otros proyectos con Nano (Natacha), con Juanjo Sevilla (Radio Station), con Carbonell (lor dos)… Demasiadas cosas quizás, pero es superior a mí jajá
Háblanos de tu faceta fuera de la música como profesor.
Pedro Wichard: Bueno, estamos en ello.
Estudié documentación, pero al haber poco curro en bibliotecas, y cuando lo hay es esporádico, decidí diversificarme un poco, y como tenía el c1 de portugués de la escuela de idiomas, cursé el máster de formación del profesorado en Cáceres para poder dar clases en secundaria.
Tengo experiencia previa de haber sido formador en software libre y tecnologías, y también haber impartido clases en la fundación secretariado gitano tanto a niños como a adultos, lo que me ha dado cierto bagaje docente.
Espero poder aspirar a una plaza en las próximas oposiciones, y así disponer de las tardes para dedicarme a los Puzzles de 5000 piezas y los jeroglíficos.
También eres un activista, formaste parte de la Acampada Badajoz, y tú mismo te declaras Anticapitalista y Antifascista. ¿Eres un bicho raro dentro de una ciudad tan conservadora como Badajoz? ¿Es el micro y la guitarra una buena herramienta para cambiar la sociedad?  

Pedro Wichard: Creo que hay que intentar ser coherente con lo que se piensa, y de algún modo intentar remover las conciencias. Cada uno creo que debe aportar su granito de arena.
Pienso que el micro abierto es una gran plataforma, no sólo para mostrar tu arte, sino para decir cosas y mojarse. Y también las redes son una buena herramienta utilizada a nuestro favor, es necesario adoptar el rol de pepito grillo, aunque pueda resultar que pareces un “enterao” y un pedante de mierda, pero, vaya, opino que hay que mojarse e involucrarse un poco.
Un poco de protesta es señal de inconformismo, y yo soy un cretino inconformista. Puede que me vean como un “jipi colgao”, pero me da igual, hay que hacer llegar el mensaje: salud y libertad, y más en una sociedad neocapitalista conservadora y liberal, donde mandan los de siempre. El derecho al pataleo es lo mínimo.
Un micro y una guitarra pueden ser un instrumento poderoso si se usan bien.
¡Hay que moverse chavales!
Con la separación de Extremoduro y Los Ganglios, Extremadura se ha quedado huérfana de buques insignias de la música actual. ¿Qué grupos o artistas crees tú que pueden recoger el testigo?
Pedro Wichard: ¡Ostia tú, qué difícil pregunta! Aunque creo que Javato & Los Disfrutones tienen la calidad, el estilo y el arte necesarios para ser muy grandes (que ya lo son).
Hay gente muy buena como Pepe y Julia Peña, Jorge Navarro, Cira, Ulises, Rafa Prieto, Gene, Javier Fernández, Vicky González, Dani Cárceles, D.A., Rake & Roll and The Remayteds, Le Redtubers, Natacha, Massive Stone, Arakna, Fat Fucking Chicken, Whisky Fuego, Happy New Year, La Tabarra Quartet Band, Los Subterráneos, Spin Offs, De Buena Tierra, Radio Station (ojalá) y grandes que me dejo olvidados seguro. Lo que está claro es que aquí tenemos mucha calidad.
Muchas gracias por compartir con nosotros tus reflexiones. Es un placer charlar contigo, y nos vemos en los bares.
Pedro Wichard: Gracias a vosotros y a los lectores por aguantar este tostón que os he “pegao” jajá.
Un placer enorme y ¡long live rock & roll! ¡Allright!
GRACIAS A LA CARNE MAGAZINE Y EN ESPECIAL A JORGE ARES POR LA INTERVIÚ